“Estación de la infancia”

Estación Ubajay

Una estación ferroviaria
es un símbolo latente
y un monumento doliente
a una estirpe legendaria.
Es la niñez refractaria
proyectada en un espejo
de luminosos reflejos
que, revirtiendo el ultraje,
nos retrotrae a la imagen
de nuestros queridos viejos.

Sus andenes desolados
celebran el paso lerdo
de quien transita el recuerdo
sobre sus pisos gastados;
ya los rieles oxidados
ante su paso despiertan
y el gemido de una puerta
que azota el viento al pasar,
nos pone en tiempo y lugar,
llorando una vía muerta.

Departamento Colón
-allá en el quinto distrito-
donde el amor es un rito,
tengo mi propia Estación.
Tierra del sauce llorón,
la palmera y el yatay,
allá donde el Uruguay
orna el enclave costeño,
está el cofre de mis sueños
en el que anida Ubajay.

Siempre vuelvo y volveré
al viejo y querido andén,
aunque ya no pase el tren
y el niño aquel ya no esté.
A veces un chamamé
emerge de un acordeón,
desde un cercano galpón
que antes guardaba el cereal,
y en su cadencia ancestral
se nutre mi corazón.

Me ubico a cierta distancia
de su gastada campana,
contemplando el panorama
que me devuelve a la infancia.
Esparciendo su fragancia
se mecen cardos en flor,
mientras un mirlo cantor
pasa rozando el helecho
que tapiza el viejo techo
de la “Estación de mi amor.”

Cuando la tarde se inclina
sobre su techo amarillo,
escucho el canto de un grillo,
pues la noche se avecina.
Me detengo en una esquina
de mi pueblo y al desgaire,
olvidando los desaires
del tiempo y sus sinrazones,
lleno de aire mis pulmones
y regreso a Buenos Aires.

18 comentarios to ““Estación de la infancia””

  1. Su de Caballito Says:

    AHHHH…Mario!!los recuerdos de la infancia!!Felicitaciones!!Que bella zona!!la conozco porque voy seguido a Colon-enamorada de Entre Rios!-Cuanta paz se respira por allá…….!Un abrazo

  2. Ana Teresa Fischer Says:

    Me encantó!!!!!!!!buenisimo, te quería contar que ayer te escuché hablando con Lanata,y nunca te olvidas de nombrar a Ubajay
    un beso para vos y otro para Cata

  3. Susana Gòmez Says:

    Mario:

    Hoy tu payada es verdaderamente poètica y emociona leerla.
    Gracias por tus obsequios.

    Besos
    Susana

  4. Hugo Löbbe Says:

    Maravillosa pintura de tu infancia añorada y una descripción poética de tu querida Ubajay vivida junto a nuestro querido amigo Jaime Alter Mandel, hoy lejos pero siempre cerca en nuestros corazones.

  5. choli nrodriguez Says:

    MARAVILLOSO POEMA. ME TRAE A LA MEMORIA A UNA VIEJA Y QUERIDA AMIGA QUE YA PARTIÓ, Y QUE SIEMPRE ME HABLABA DE LA ESTACIÓN EN LA QUE VIVÍA, PUES SU PADRE ERA EL JEFE DE LA MISMA.

  6. nolberto Says:

    Mario: Tu maestría me retrotae al pueblito de mi infancia, Estación Acevedo, sobre cuya calle central caminó Jorge Luis Borges cuando yo era muy chico. Una parte de mi cuentística se nutre de imágenes de allí.
    ¿Tenés seguidores de Ubajay?

  7. Batia Irijimovich de Enguelberg Says:

    Grande Mario….nuestro Ubajay,o mejor dicho de nuestros padres, nunca se olvidará ya que por medio de tus hermosas ¨Payadas ¨ será siempre recordada. Recibe un fuerte abrazo Batia

  8. VICTORIO GUAITA Says:

    maravillosa pintura, aquí se unieron el poeta y el pintor !!!!
    felicitaciones, un abrazo

  9. Hola Mario: Maravilloso y triste tu poema. Hay tantas estaciones de trenes como Ubajay que quedaron olvidadas y tantos romances que se formaron en el andén de la estación, era el paseo más grato, ir al encuentro de alguien que llegaba o alguien que partía. Sólo nos queda el recuerdo.

  10. Fernando Romero Says:

    A esta payada sólo le falta música para ser una pintura en canción. ¡Cuántas historias abrigan estas estaciones de vía muerta, injustamente obligadas a ser pasado por un delincuente que acuñó la terrible frase: “ramal que para, ramal que cierra”, como si los afectos y las necesidades de comunicar pueblos dependieran de una simple ecuación económica. Gracias don Mario, casi todos tenemos nuestra estación en el recuerdo.

  11. Eugenia Says:

    Preciosa evocación de lugares ya perdidos pero que nunca se borrarán de la historia de infancia vivida en Entre Ríos.

  12. Beatriz Fuks Says:

    Me emociona leer tan bella descripción de “nuestro” querido pueblo, el de mi infancia y adolescencia, tambien yo te escuché ayer por radio Mitre, claro que es uno de los pueblos más importantes de la provincia, nuestro Ubajay

  13. Esteban "Chiche" Isaac Soirefman Says:

    Muy bien Mario!… estimado PAYADOR URBANO!… aquí dejas demostrado que la tierra entrerriana es tierra lírica por excelencia, tierra de poetas y payadores, tanto en la corriente de la tradición popular, como en el dominio de las letras cultas. Tierra de paisaje jugoso, sin violencias, sin fuertes contrastes, suave pero de extraordinaria movilidad e impresionante riqueza de matices … Y así cantó el payador D’ Amato a su tierra entrerriana:

    Con la canción que se siente / nombrando, aquello que se ama,
    mi corazón hoy se inflama / bajo un dulce afán latente,
    quiero que hoy mi canto ostente / sus más puros atavíos,
    y que entre los versos míos / brille gallarda, triunfal,
    la perla del litoral, / mi hermosa cuna, Entre Ríos!

    Yo nací en “LAS MOSCAS”, o Pueblo Moscas, localidad y centro rural de población del departamento Uruguay, en la provincia de Entre Ríos, República Argentina, nació como Colonia Leven de la mano de la Jewish Colonization Association (J.C.A.) del Barón Mauricio de Hirsch …

  14. Es realmente bella y emotiva, pero triste tu poesía querido Payador. No tuve la mala suerte de que cerrasen la estación de mi pueblo, que sigue siempre llena de gente a toda hora, pues se ha convertido en una ciudad que creció muchísimo desde que yo era una niña, pero comprendo la tristeza de tantos habitantes de pueblos que se convirtieron en fantasmas por la desidia y la corrupción de esos malos gobernantes que al cerrarlas, mataron la alegría y las esperanzas de sus habitantes…
    Un abrazo y buen fin de semana!
    Marga

  15. Carlos Fradkin Says:

    Conozco esos lugares, y me recuerda también mi pueblo natal
    entrerriano, Aranguren, con la vieja estación de trenes de los ingleses, su escuelita rural, con la fuerte presencia de niños descendientes de rusos-alemanes, que formaron colonias como lo hicieron los judíos procedentes de Europa en su mayor parte. Mucho colorido y poesía en este relato poético de Mario, que nos hace, al leerlo, vivir los propios recuerdos, como pinceladas de la historia, con su geografía y sus gentes.

  16. JORGE DE ROSARIO Says:

    QUERIDO MARIO “….SI ANDAS POR EL MUNDO Y TE ENCUENTRAS CON UN ARGENTINO, NO LE PREGUNTES DE DONDE ES, PORQUE SI ES ENTRERRIANO TE LO DIRÁ Y SI NO, PORQUE LE VAS A HACER PASAR UN MAL RATO….” OK ???

  17. Mariano Says:

    Mi querido amigo : leo siempre tus versos y con ellos crece mi afecto y admiracion ; vos soñas con tu Ubajay y yo con mi querido Curuzu y estos versos tuyos expresaron tambien lo que yo siento , pero no acierto a decir tan bien como vos. Te felicito y te envio un abrazo enorme Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: