“Cátulo Castillo”

“Silbando” algún tango lerdo
un pintor suelta su brocha
y “El patio de la morocha”
ilumina su recuerdo.
Como en un tácito acuerdo
se va con rumbo a una cita,
mientras que una torcacita
junto a la vieja torcaz,
sueña su sueño de paz
durmiendo en “La calesita”.

Hoy se mece la barriada
bajo un clima de congoja
y un cartel con “Tinta roja”
dibuja “La madrugada”.
Debajo de la enramada
descansa “Eufemio Pizarro”;
en su tez, “Color de barro”,
se dibuja un “Desencuentro”
y hay un gris remordimiento
en su apagado cigarro.

Desde su existencia absurda,
tararea “Una canción”
“María” que en su balcón,
recrea “La última curda”.
Hoy palpita el de la zurda
al pertinaz son del grillo;
sobre un piso de ladrillo
la emoción tensa el voltaje
para rendirle homenaje
a Don Cátulo Castillo.

6 comentarios to ““Cátulo Castillo””

  1. Carlos Fradkin Says:

    ¡Qué bueno, Mario… ! traernos el homenaje a un poeta del tango de la talla de Cátulo Castillo, creo un creativo a la altura de sus
    contemporáneos Expósito, Cadícamo, Manzi… Y los títulos enlazados en tus décimas, por sí solos piden cancha… Y acuden a la memoria por supuesto sin pedir permiso, fragmentos memorables, tomados al azar, digamos: “Estás desorientado y no sabés, qué trole hay que tomar para seguir / y en este desencuentro con la fe / querés cruzar el mar, y no podés…”
    Un legado enorme de Cátulo Castillo a nuestra música popular, puesto en evidencia incomparable por Don Payador Urbano.

  2. Marga Mangione Says:

    Maravilloso Mario. Felicitaciones!

  3. María Rosa Says:

    No dejás pasar nada por alto Payador. Sos imprescindible para la cultura de este pueblo.

  4. nolberto malacalza Says:

    Adhiero a los comentarios de los amigos que más arriba opinan. Las letras que citás son poesía pura. Muchas gracias, amigo imprescindible, como dice María Rosa.

  5. Norma Musso Says:

    Como siempre, palabras sentidas y emocionantes, gracias por esta trova.
    Mis padres conocìan a Cátulo (mamá decía que tenía ojos hermosísimos) y a su hermana Gema Castillo, bailarina excelsa del Teatro Colón. Me decían que él era un poeta hasta cuando conversaba normalmente. Tiempos lejanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s